Infrarrojos

Los rayos infrarrojos, producen una coagulación delimitada de la mucosa y submucosa, por encima del plexo hemorroidal (jamás en la capa muscular ni por debajo de la línea pectínea), produciendo un efecto parecido al de la inyección esclerosante.

Este efecto fotocoagulante se inicia al aplicar la energía irradiada mediante el extremo dístal del conductor de fibra óptica del aparato sobre la mucosa durante un segundo, consiguiendo 100º C en la superficie y 60º C a los 3mm. profundidad (no alcanza zonas más internas). Esto provoca una coagulación de la sangre y de los vasos en la zona de irradiación. Crea una necrosis de 3mm. de extensión y de 3mm. de profundidad, lo que permite una dosificación muy precisa. Se parece en cuanto a efecto a las inyecciones esclerosantes, pero su acción va dirigida a las hemorroides sangrantes y no muy voluminosas.

 

Instituto Proctológico de Barcelona © 2017   -   Todos los derechos reservados   -   Aviso legal   -   Politica de privacidad
XHTML . CSS   |   design by inSpirae desarrollo gráfico, S.L.

|  CONSULTORIO   |  MÉTODOS   |  PREGUNTAS Y RESPUESTAS   |  CÓMO LLEGAR   |